martes, 31 de julio de 2012

Te odio Suiza!

Ya he vuelto, esta vez me costó menos volver porque el ragazzo me esperaba aquí, de haber venido conmigo creo que le habría convencido para no volver pero no se ha dado el caso.

Mi querido país natal sigue tan bello como siempre, más aún que las últimas veces que le he visto, bueno...distinto, florido, soleado, perfumado...increíble.

Esta vez he hecho más turismo, mis familiares una de vacaciones el otro jubilado pudieron llevarme arriba y abajo. Así que todos los días madrugar y patear, al final la vuelta al trabajo me resulta un descanso y todo, madrugo menos y pateo menos.

Pero odio Suiza, la odio porque la vuelta aunque no ha sido tan dura, siempre acabo con una especie de depresión. Ya no es que no me sienta en mi lugar es que tengo que volver a acostumbrarme a España. Y no lo entiendo. Puede ser que me acostumbre a Suiza nada más poner el pie allí porque estoy de vacaciones...y madrugar a las 6 para ver cosas como un ciervo pastar en el jardín mientras desayunaas es agradable, pero luego levantarme a las 8 para ir a currar es un suplicio. Acostumbrarse a hablar en un tono de voz normal aunque haya 100 personas en una sala no cuesta nada, acostumbrar tus oídos a los elevados decibelios de las voces en una terraza de un bar en madrid...imposible. Claro que acostumbrarte a pararte cada 50 pasos (o menos) porque hay un puñetero semáforo eso es estresante, y eso en ginebra es lo peor, y lo hacen adrede para que uses el transporte público, seguro!

Pasé mi primera semana allí sin saber nada de españa, hasta evitaba el facebook. Aquello era la gloria. Pero cuando cambié de casa y de familiar de acogida...horrible, no van y me ponen las noticias! Que estando aquí es imposible no enterarse de algo como del incendio de la Jonquera pero os aseguro que yo allí no me enteré hasta volver a Ginebra...mmfff! Si yo era feliz en mi ignorancia, sin saber cuanto había subido la prima o bajado el empleo, ignorando a los mineros como a los políticos...aquello era el paraíso...fiscal! Os lo recomiendo, no hace falta ir a suiza, te vas a un pueblo recóndito, no enciendes la tele y te dedicas a salir a pasear, nada de ir de bares ni poner la radio o la tele, internet fuera y a ser posible sin cobertura telefónica. Lo malo es el batacazo a la vuelta.

En fin, que he vuelto...

5 comentarios:

  1. Tu caso me recuerda un poco al de la película "Un Franco, 14 pesetas", no sé si la has visto. Habla sobre una familia española que emigra a Suiza en los 60, a causa de otra crisis (como asegura uno de los personajes, en este país siempre estamos en crisis) y cuando vuelven a España al cabo de unos años por la morriña, ven las diferencias para peor.

    De todos modos, aquí también se puede desconectar del todo, yo muchos fines de semana paso de la tele e Internet y paso las horas haciendo otras cosas. Puedes llegar a tener tu pequeño espacio de ermitaño

    ResponderEliminar
  2. Sí vi la pelicula, y ayer me enteré que Carlos Iglesias, director y prota de la peli, de niño emigró a suiza y vivió aquello. Contaba cómo eran los primeros días de cole...y creo que todos los que hemos vivido allí hablamos igual, llámale nostalgia, llámale morriña, yo lo que digo es que no hay palabras para explicarlo. Por cierto va a hacer otra peli, creo que se llamará "Cómo está el franco".

    Dicen que las comparaciones son odiosas y efectivamente lo son, porque al final casi siempre son para peor. Vivía allí y españa me parecía lo más, podía quedarme jugando en la calle hasta las mil, la gente era más abierta, podía bañarme en el río, había más vacaciones...cuando vine me di cuenta que la gente era bastante falsa (es lo que caracteriza a la gente de mi pueblo), que jugar hasta las mil en la calle no se llevaba durante el curso, bañarse en el río no era "legal" después de septiembre, las vacaciones acababan siendo aburridas de lo largas que eran, los deportes de invierno aún no habían llegado... Ahora veo más cosas aún peores. Y el motivo que hizo que mi padre quisiera volver a su pais, era el estres, allí la vida es estresante sí, tienes que organizarte la jornada al segundo, aquí iba a poder dedicarse a su huerta y siendo autónomo sería su propio jefe, podría estar más tranquilo...ahora es estresante el ver que no llegas a fin de mes y que ser autónomo no tiene nada de gratificante.

    Cualquier sitio es bueno para desconectar...pero yo para llegar al estado de desconexión deseado necsitaría irme al pico de la montaña donde nadie viniera a decirme ni hola. Eso está bien para un finde, pero una semana...yo acabaría bastante aburrida, pero poder sociabilizar y no enterarte de lo que ocurre en tu país...eso "mola mazo" como diría Camilo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no aconsejo ir a vivir a Suiza por nada de este mundo. España tendrá sus defectos, pero Suiza no es ningún paraiso para vivir un extranjero alli. Se sufre mucho porque no te admiten ni te integran si eres extranjero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no aconsejo tampoco ir a vivir a Suiza, la mentalidad Española no se acostumbra con facilidad a aquello. Suiza como España tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Y sí, no integran de buenas a primeras como se hace aquí, que queriendo ser majos a veces se integra a gente que acaba siendo non grata. Me parece mucho más sensato esperar a ver cómo respira una persona para integrarla. A mi me cuesta mucho integrarme e integrar a gente en mi grupo de amigos y hay más gente como yo aquí en España, luego hay también mucho bienqueda que enseguida te integra y al día siguiente de desintegra en todos los sentidos, de ser "superamigos" pasan a no saludarte siquiera. Eso no me ha pasado en Suiza. Y por otra parte hay que plantearse una duda...y es que en suiza hay muy pocos suizos de pura cepa, la mayoría son hijos de extranjeros o extrajeros a secas así que quién no integra?

      Eliminar
  4. Yo nací en suiza en el año 1964 y estuve ahí hasta el año 1995.
    Llevo 21 año en España. Lo estoy pasando mal sin trabajo y muy angustiado. Mis amigos me dicen que vuelva a suiza. Pero no hay manera no quiero volver a ese país. Lo pase tan mal en la infancia en las escuelas y el resto. Conozco tan bien como son los suizos de racistas y clasistas. Tengo mi poca familia ahí, mi madre y mi hermano, pero no hay manera no me arranco a volver. La verdad es que tengo odio a ese país y la gente.
    Prefiero pasarlo mal aquí antes de volver ahí.
    Yo se que para españoles os puede parecer fuerte pero no quiero volver a ese país. Lo pase tan mal de joven que no lo recomiendo a nadie. Olvidaros de España si os vais ahí, estaréis controlados y verificados al 100%, os meterán una paliza de impuestos que vais ha flipar, los alquileres están por las nubes y eso si pueden encontrar una vivienda digna a un precio razonable, que lo dudo, no hay seguridad social, ahí se llama caja de enfermedad, seguro medico privado, que otra crujida como mínimo 400 francos al mes con la cobertura mínima.
    No penséis que tener un buen sueldo en suiza os va a solucionar la vida. Ahí podeís cobrar entre 3500 o 5000 francos al mes pero os aseguro que os lo vais ha gastar en cosas muy básicas.
    No penséis en salir de restaurante o de cachondeo por ahí, salir por ahí si os le queréis pasar bien contar con 200 francos como mínimo tirando a muy cutre.
    Suiza es un país muy muy muy caro.
    Si lo que os mola es ahorrar pues lo podeís conseguir estando de casa al trabajo todos los días pero es muy duro.
    Suerte.... un abrazote

    ResponderEliminar