domingo, 2 de febrero de 2014

El gaitero

No no voy a hablar de sidra, voy a hablar de uno de mis desvaríos amorosos platónicos.

No recuerdo muy bien cuando empezó a llamarme la atención...puede que con 15 años lo viera por primera vez en un concierto que dimos entre varias escuelas de música, y todas las niñas andaban como locas porque el tío tocaba la canción esa tan famosa de Hevia. A todas mis compis de música se les cayeron las bragas (sí yo tocaba el clarinete y el piano...nada de virtuosismo en mi pero era divertido), yo en cambio ni frío ni calor.

Años más tarde...un par de ellos quizá, el gaitero acabó en nuestra escuela de música de profesor de gaita. Yo ya era una veterana en la escuela y estaba en el grupo de orquesta pasándolo bien todos los sábados por la mañana cuando teníamos ensayo.

Voy a hacer un inciso para que veais cuánto me gustaba a mi ir...con aquella edad se salía los viernes, y alguno llegaba con un pedo considerable a casa a las 5 de la mañana, y me levantaba a las 8 para coger el bus de las 8:30, que me dejaba en el pueblo donde iba a clase de música a las 8:45, y yo hacía tiempo en un bar hasta las 10 que era cuando abrían la escuela. Que por qué no iba más tarde? Ajajaja! claro! Bueno porque no había más buses los sábados hasta las 11. Y teníamos ensayo con el grupo de viento a las 10...aunque muchas veces no empezábamos hasta las 10:45 porque el resto no debía amar la música tanto como yo. Yo ya no iba con resaca, iba aún borracha, haciendo eses por la acera...y alguna vez hasta en el bar que esperaba tuve que ir a vomitar el zumo de naranja que me solía pedir. Eso es amor y el resto son tonterías. Y ese amor solo te puede dar a esa edad, luego crecí y acabé hasta los cojones de que la gente fuera tan pasota e irrespetuosa, yo que venía de fuera llegaba a la hora y los demás que vivían a 300m llegaban no tarde...sino tardísimo. Con 22 años mandé aquello a la mierda, muy a mi pesar.

El caso es que me pasaba los sábados morning en la escuela de música. Primero grupo de viento y luego orquesta. El mejor momento era cuando íbamos en busca de atriles por las clases para la orquesta. De eso nos encargábamos Cristina y yo. Un día hasta nos adentramos en la clase de gaita...y desde aquella empezamos la tontería con el gaitero. Y siempre a carreras a ver quien entraba primero en la clase, o durante el ensayo nos colocábamos cerca de la ventana para ver al gaitero marchar...Era ya sin disimulo, en plan risas, y todo el mundo se daba cuenta. Era una tontería de adolescentes, más por reírnos que por otra cosa pero al menos a mi me acabó atrayendo el personaje. Aún recuerdo un día en un concierto que Cristina y yo lo vimos girar en una esquina del teatro y fuimos corriendo detras como caballos, armando un ruido de la leche y justo al llegar a la esquina frenamos y allí estaba él mirándo con cara de "qué coño pasa que la gente corre..." y al verno ya se despreocupó...seguramente pensando "ah son las cabras estas". Y nosotras descojonadas de vergüenza. Se hacen unas cosas con esa edad...

Años más tarde me lo encontré por la calle, vino me dio dos besos y charlamos como si me hubiera dado clase a mi. Cuando a penas si tocamos juntos alguna vez...juntos...con otras 20 personas claro jajaja! Pero bueno, eso me hizo coger confianza y cuando empecé a coincidir de fiesta con él ya...se lió.

Uno de esos sábados locos con una borrachera de agua y refrescos (si conduces no bebas...eso a rajatabla), acabamos en el garito de siempre. Garito donde ponen música de los 60' 70' 90' pero más bien rock, blues, ...vamos nada de la mierda que ponen en los 40principales o en cualquier otro sitio. Yo en mi salsa, bailando y sudando como un pollo en la tarima...siempre ahí arriba para ver bien el panorama. Así me di cuenta que por allí andaba mi gaitero, y como tenía el día loco pues para allá que me fui. Llevaba sombrero, así que lo primero que hice fue robárselo y ponérmelo yo. Y tonteando tonteando bla bla y bla...al cabo de un rato me dice que va a pedirse algo que está seco, y yo le digo que me voy a pedir un agua..."Espera que a mi me invitan" me dice...así que me pidió el agua. Cuando le pregunté si es que tenía pase VIP me dice "No es que la camarera es mi novia". Claaaaro de ahí su cara de mala hostia. Bueno en realidad esa mujeronilla porque era chiquitaja y regordeta (mira que no me gusta hablar así pero es para dar una imagen objetiva) siempre la veía con la cara de pocos amigos, por lo visto era su cara normal. Vale que mi gaitero no era nada del otro mundo, de alto me sacaría como mucho un par de cm, moreno, de constitución no delgado pero relleno tampoco. Pero tenía ese "algo" que a mi me tira, y no si pudiera saber qué coño es ese "algo" lo diría para que todos se rebañaran en él. Total que esa noche me quedé a cuadros. Me dió mi agua y un par de minutos más tarde me dice que se va fuera a tomar el aire, y si no me equivoco la novia fue detrás...Conste que no hicimos nada más que hablar pero igual la tipa era tal cual expresaba su cara...mujer de pocos amigos.

El caso es que esa noche me llevé unas risas y un gran chasco. Por qué? Por qué yo con mi cara de buenos amigos y aunque tenga mi carácter soy muy buena y tolerante, no tengo un gaitero? Por quééééééééé!!?? ...Jajajaja! Puede que sea porque no aguanto ni a un ojazos cariñoso...porque exijo demasiado...Quizá por eso Cupido pasa de mi culo olímpicamente.




P.D. Enol estás contento??

10 comentarios:

  1. Quizás el gaitero no era tan bueno como tú te crees. Lo que venga para ti será mejor, porque lo bueno se hace esperar, te lo digo por experiencia. Eso sí, sal por ahí, que a casa no te lo van a traer xddd! Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No home no! No te lo traerán a ti! A mi sí telenovio llega hasta mi casa puede que tú vivas en un pueblo perdido. :P
      Bicos!!!

      Eliminar
  2. Contento? Enamorado me tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yupiiii serás mi Valentín!!! Jajajajajaja!

      Eliminar
  3. Huy, la novia ya te había calado y por eso te ponía esa cara y no se alejaba de su gaitero, trataba de alejarte de su terreno y el otro lo mismo ni se estaría enterando de que andabas destrás suyo y lo que pensaba la novia, tan pancho, jajaja. Es curioso como influye el tiempo en este tipo de eventos amorosos, cómo acabamos viendo de otro modo lo que en su momento nos parecía todo un mundo.

    Y que habrá sido de Hevia, que hace como 10/15 años lo petaba, yo creo que llegó a ser número 1 en los 40 Principales y todo, lo nunca visto en alguien que tocaba la gaita. A mí me gustaba, tenía sus discos y hasta fui a uno de sus conciertos, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había calado, yo a ese garito iba siempre y la tía siempre tenía esa cara, ese día cierto tenía motivo, pero antes?
      Bah tampoco era todo un mundo, era una tontería que no pasó a más, y no fue por mi conste! jajaja!

      Ni idea de lo que fue de Hevia...lo que pasa siempre, demasiado bombo y platillo por una sola canción...y luego nada. Es que salir en los 40 es lo que tiene. A mi me gustaba esa canción tan famosa, el resto no lo sé porque no escuché nada, creo que prefería a Carlos Nuñez...la gaita eléctrica no me convencía :-P

      Eliminar
  4. Bien hecho... Los hombres de otras ni catarlos.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices?? Eso si no se dejan! Jajajaja, la verdad no soy de incitar, pero sí que me gusta seguir el rollo a los típicos bocazas con novia que van de que se comen el mundo y si les correspondes a una de sus burradas agachan las orejicas...el típico obrero que siempre vacila cuando pasa una mujer...comprobado, como te des la vuelta y contestes...jajaja!

      Un beso!

      Eliminar
  5. Hija, qué de despropósitos con los hombre en los que echas el ojo nos cuentas últimamente.
    Seguro que el Gaitero no tenía tanta chispa, que si no de qué iba a estar saliendo con una camarera rancia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, el despropósito soy yo! Y noooo, creeme, chispita tenía porque sino no existiría ese "algo". No me suelen atraer los hombres sin chispa, esos a los que hay que sacar palabras con sacacorchos, nono este no era así, y de hecho menuda chispa seguirle el rollo a una loca mientras tu novia te ve desde detrás de la barra! Jajajajaja!

      Eliminar